Fondo de Formación y Sostenibilidad: Obligaciones para las Cooperativas

Cómo gestionarlo para cumplir lo exigido por la Ley

¿Qué es el Fondo de Formación y Sostenibilidad?

Justificación de su aplicación

Las sociedades cooperativas son, en lo esencial, empresas democráticas y solidarias que hacen de la formación de sus integrantes y de la cooperación herramientas privilegiadas para su desarrollo. Sin embargo, junto a esos elementos identificadores coexisten todavía hoy en el ámbito cooperativo determinados postulados y categorías que no solo no integran o se derivan de los principios cooperativos sino que, además, contribuyen a hacer una interpretación de dichos principios alejada de la cambiante realidad socioeconómica a la que toda empresa, cooperativa o no, debe adaptarse.

Ante esta situación se hace necesario, incluso desde el punto de vista legislativo, establecer una obligación por parte de dichas sociedades de aplicar una serie de fondos obligatorios que subsanen las carencias y contribuyan a las bases de cooperación y desarrollo interno de las mismas.

 


 

 

 

 

 


 


Dentro de estas responsabilidades merecen mención especial el fondo de carácter social, hasta ahora llamado de Educación y Promoción. Es de tal importancia que la Ley persigue su consolidación e incluso, en algún supuesto, su realce, en la medida en que dicho fondo refleja aspectos tan relevantes para estas sociedades como son la formación de sus integrantes o la solidaridad con el entorno.

Por otra parte, se diversifica su contenido pues, junto a finalidades tradicionales, es con cargo a este fondo como se han de materializar, con carácter mínimo, algunos de los nuevos principios, como son los de igualdad de género o sostenibilidad medioambiental. De ahí, la nueva denominación que recibe: Fondo de Formación y Sostenibilidad

Este fondo está destinado a la formación y a la promoción de los socios y trabajadores de la cooperativa, al fomento del cooperativismo y la intercooperación, al apoyo al entorno social y a la comunidad en general, y a la responsabilidad social.

No puede repartirse entre los socios ni puede ser embargado. Este fondo puede ser gestionado directamente por la cooperativa o bien, indirectamente, aportándolo bajo cualquier título, total o parcialmente, a una entidad pública o privada que tenga por objeto la realización de actividades afines a los de esta reserva.

Este fondo está destinado a la formación y a la promoción de los socios y trabajadores de la cooperativa, al fomento del cooperativismo y la intercooperación, al apoyo al entorno social, a la comunidad en general y a la responsabilidad social.

No puede repartirse entre los socios ni puede ser embargado. Este fondo puede ser gestionado directamente por la cooperativa o bien, indirectamente, aportándolo bajo cualquier título, total o parcialmente, a una entidad pública o privada que tenga por objeto la realización de actividades afines a los de esta reserva.

Texto de Odoo y bloque de imagen

Aspectos legislativos

¿Qué dice la Ley 14/2011, de 23 de diciembre, de Sociedades Cooperativas Andaluzas?

A continuación resumimos los principales puntos que recoge la legislación sobre el Fondo de Formación y Sostenibilidad:


Artículo 4 (sub. f) donde se recogen los principios de estas sociedades:

“uno de los principios de este tipo de sociedades es la promoción de la formación e información de sus miembros”.


Artículo 19 (sub. g). Derechos de los socios y socias:

A la persona socia le corresponderá el derecho de participar en las actividades de formación y cooperación empresarial”.


Artículo 53. Responsabilidad: 

“(1) La sociedad cooperativa responderá de sus deudas con todo su patrimonio presente y futuro, excepto el correspondiente al Fondo de Formación y Sostenibilidad, que solo responderá de las obligaciones contraídas para el cumplimiento de sus fines”.


Artículo 66. Determinación de resultados: 

Gastos: “(1) A los ingresos cooperativos y extracooperativos obtenidos se imputarán, en proporción al importe de cada uno de ellos, los siguientes gastos: (f) La dotación al Fondo de Formación y Sostenibilidad prevista en el artículo 71”.


Artículo 67. Contabilización única: 

“La sociedad cooperativa podrá optar en sus estatutos por la no contabilización separada de los resultados extracooperativos, en cuyo caso la dotación mínima al Fondo de Reserva Obligatorio sobre el total de los resultados de la entidad, así como al Fondo de Formación y Sostenibilidad, y cualquier otro aspecto de este régimen de contabilización, se determinarán reglamentariamente. Todo ello sin perjuicio de lo establecido respecto a la determinación de resultados en los artículos y apartados anteriores”.


Artículo 68. Aplicación de resultados positivos:     "

"(1) El destino de los resultados positivos se acordará por la Asamblea General al cierre de cada ejercicio, de conformidad con las previsiones de este artículo.


(2). En todo caso habrán de dotarse los fondos sociales obligatorios, una vez deducidas las pérdidas de ejercicios anteriores, y antes de la consideración del Impuesto de Sociedades, con sujeción a las siguientes normas:

            (a) De los resultados cooperativos positivos se destinará, como mínimo, un veinte por ciento al Fondo de Reserva Obligatorio hasta que este alcance un importe igual al cincuenta por ciento del capital social, y, al menos, un cinco por ciento al Fondo de Formación y Sostenibilidad, en este caso, sin límite alguno.

                (b) De los resultados extracooperativos positivos se destinará, como mínimo, un veinticinco por ciento al Fondo de Reserva Obligatorio y otro veinticinco por ciento al Fondo de Formación y Sostenibilidad.”


Artículo 71. Fondo de Formación y Sostenibilidad: 

(1) El Fondo de Formación y Sostenibilidad, instrumento al servicio de la responsabilidad social empresarial de las sociedades cooperativas, es inembargable, de conformidad con la legislación estatal aplicable, excepto por deudas contraídas para el cumplimiento de sus fines, y, en todo caso, irrepartible.


(2) La dotación correspondiente a dicho fondo, ya sea obligatoria o voluntaria, se imputará al resultado como un gasto, sin perjuicio de que su cuantificación se realice tomando como base el propio resultado del ejercicio en los términos señalados en la ley.


(3) A dicho fondo se destinará:

    (a) El porcentaje sobre los resultados cooperativos positivos que en cada ejercicio determine la Asamblea General, conforme a lo previsto en el artículo 68.2.a).

    (b) El porcentaje sobre los resultados extracooperativos positivos que en cada ejercicio acuerde la Asamblea General, con arreglo a lo previsto en el artículo 68.2.b).

    (c) Las sanciones pecuniarias que la sociedad cooperativa imponga a sus socios o socias como consecuencia de la comisión de infracciones disciplinarias.

    (d) Las subvenciones, así como las donaciones y cualquier otro tipo de ayuda, recibidas de las personas socias o de terceros, para el cumplimiento de los fines propios del fondo.

    (e) Los rendimientos de los bienes y derechos afectos al propio fondo.


(4) El Fondo de Formación y Sostenibilidad se destinará a actividades que puedan enmarcarse dentro de la responsabilidad social empresarial y, singularmente, a los siguientes fines:

    a) La formación de los socios o socias y trabajadores o trabajadoras de la sociedad cooperativa en los principios cooperativos, así como en técnicas económicas, empresariales y profesionales.

    b) La promoción de las relaciones intercooperativas.

    c) El fomento de una política efectiva de igualdad de género y de sostenibilidad empresarial.

    d) La difusión del cooperativismo y la promoción cultural, profesional y social del entorno local o de la comunidad en general.

    e) La realización de actividades de formación y promoción dirigidas a personas socias y trabajadoras con especiales dificultades de integración social o laboral.

    f) La promoción de actividades orientadas a fomentar la sensibilidad por la protección del medio ambiente y el desarrollo sostenible.

   g) La formación de las personas trabajadoras, sean socias o no, en materia de prevención de riesgos laborales.


(5) Las dotaciones al Fondo de Formación y Sostenibilidad, así como sus aplicaciones, se reflejarán separadamente en la contabilidad social en cuentas que expresen claramente su afectación a dicho fondo. Asimismo, figurará en el pasivo del balance con separación de los restantes fondos y del capital social.


(6) La Asamblea General ordinaria que apruebe las cuentas del ejercicio fijará las líneas básicas de aplicación del fondo para el ejercicio siguiente. En el supuesto de las sociedades cooperativas de crédito, dichas líneas básicas de aplicación deberán ser sometidas a autorización conforme a lo dispuesto en el artículo 99.4.

Cuando en cumplimiento de las líneas básicas de aplicación fijadas por la Asamblea General no se agote la totalidad de la dotación del Fondo de Formación y Sostenibilidad durante el ejercicio, el importe que no se haya aplicado deberá materializarse, dentro de este, en cuentas de ahorro o en títulos de Deuda Pública cuyos rendimientos financieros se destinarán al propio fondo. Dichos depósitos o títulos no podrán ser pignorados ni afectados a préstamos o cuentas de crédito.


(7) Reglamentariamente, se establecerán los porcentajes mínimos que de este fondo deberán las sociedades cooperativas destinar a los fines relacionados en el apartado 4.c), y podrán establecerse otros porcentajes relativos a los fines consignados en el resto de las letras de dicho apartado””


Artículo 123. Infracciones.

(1) Las infracciones en materia cooperativa se clasifican en leves, graves o muy graves.


(3) Son infracciones graves:
    a) No figurar las dotaciones al Fondo de Reserva Obligatorio o al Fondo de Formación y Sostenibilidad de forma diferenciada en la contabilidad. Con multas desde 601 a 3.000€


(4) Son infracciones muy graves:

    b) No dotar el Fondo de Reserva Obligatorio o el Fondo de Formación y Sostenibilidad con los porcentajes previstos legalmente, o destinar su importe a finalidades distintas de las establecidas por esta ley y su reglamento de desarrollo”. Con multas dede 3.001 a 30.000€ o incluso descalificación de la sociedad.

En resumen

Te lo sintetizamos en varios puntos:

  • Todas las Cooperativas deben dotar con un porcentaje de sus beneficios al Fondo de Formación y Sostenibilidad.

  • No puede repartirse entre los socios ni puede ser embargado.

  • Dicho Fondo está destinado a la realización de actividades como:

- La formación de los socios o socias y trabajadores o trabajadoras de la sociedad cooperativa en los principios cooperativos, así como en técnicas económicas, empresariales y profesionales.
- El fomento de una política efectiva de igualdad de género y de sostenibilidad empresarial.
- La difusión del cooperativismo y la promoción cultural, profesional y social del entorno local o de la comunidad en general.
- La realización de actividades de formación y promoción dirigidas a personas socias y trabajadoras con especiales dificultades de integración social o laboral.
- La promoción de actividades orientadas a fomentar la sensibilidad por la protección del medio ambiente y el desarrollo sostenible.

- La formación de las personas trabajadoras, sean socias o no, en materia de prevención de riesgos laborales.
  • La no aplicación de dicho fondo puede suponer multas de hasta 30.000€ o incluso la descalificación de la sociedad cooperativa

En RUMBO SF somos expertos en gestión de la formación. Si tienes cualquier duda sobre cómo gestionar el fondo de Formación y Sostenibilidad de tu Cooperativa, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.